Tanzania

Para situarnos

La República Unida de Tanzania es una tierra de contrastes. Tras unirse Tanganika y Zanzíbar en 1964 se crea la actual Tanzania en la que conviven en paz más de un centenar de etnias con usos y costumbres diferentes.

Es un país que disfruta de estabilidad política, cosa que le beneficia en su desarrollo económico. El turismo es una de sus principales fuentes de ingresos gracias a su impresionante biodiversidad y a los contrastes que ofrece en un mismo territorio.

Flanqueada en el norte por la montaña más alta de África, el Kilimanjaro, y el parque más antiguo, el Serengeti, junto al lago Victoria y al cráter del Ngorongoro. En el este la costa, la gran ciudad de Dar es Salaam y las islas de Zanzíbar, Mafia y Pemba dan la bienvenida desde el mar. El sur está bien protegido por la reserva de Selous, el gran parque de Ruaha y las montañas de Udzungwa. El oeste aparece lejano y virgen y muestra su exuberancia junto al lago Tanganyika y los parques de Gombe, Mahale y Katavi.

Mucho tiene que mostrar Tanzania a los ojos de los viajeros que se acercan a conocer sus tierras, pero, junto con sus fotografías de selvas, manglares, sabanas, praderas y una espléndida variedad de animales y plantas, el regalo más preciado que llevarán de regreso a sus hogares será, sin dudarlo, la amabilidad y la calidez de sus gentes.

Más sobre Tanzania

Parques y Reservas Naturales
Tanzania en datos